Surquillo: venezolana que vendía comida en la vía pública “sin permiso” se enfrenta a serenos y termina en comisaría

22 de enero de 2020

El pasado fin de semana, la unidad de serenazgo de la Municipalidad de Surquillo tras un operativo nocturno, pudieron retirar a la comerciante de nacionalidad  venezolana, quien junto a su esposo, vendían comida en la vía pública  en las inmediaciones del Grifo Petro América ubicado a la altura de la cuadra 41 de la Av. Aviación.

Entérate Digital.Pe, advirtió de forma oportuna las quejas de vecinos respecto del comercio ambulatorio enquistado en las inmediaciones del grifo Petro América, quienes sacan a la “pista” panes, café y comida, ocasionado molestias vecinales y lo más grave  generaba una cola de taxistas obstaculizando la entrada y salida de carros que entraban al grifo. Prácticamente, esa zona se había convertido desde el año pasado, en un “paradero informal de taxistas”  generando sin duda alguna, mayor inseguridad ciudadana de la que ya se tiene.

En este contexto, la unidad de serenazgo de Surquillo tras  un operativo de fin de semana,  logró retirar de forma definitiva a la comerciante, quien  graba a la autoridad, diciendo que es  “venezolana y que la están amenazando”.  Lo cierto es que la citada ciudadana no tiene permiso municipal para vender nada y que pese a reiterados desalojos por parte de la autoridad municipal, volvía a la zona. “burlándose”.

También se aprecia,  en el vídeo como el auto que la transporta a la cita ciudadana venezolana se estaciona en la mitad de la vereda obstaculizando el tránsito peatonal.  Fuentes cercanas al Municipio comentaron que el incidente por el retiro de la zona terminó en la Comisaría, y se comprometieron que no regresaría a la zona. 

Lo cierto es que tanto peruanos y extranjeros debemos respetar las normas. Entendemos, la difícil situación que pase el pueblo de Venezuela y el Perú  gracias a su política migratoria de humanidad y reciprocidad, hoy tenemos más de un millón de  venezolanos, por lo que se hace más exigible el cumplimiento de las normas para lograr una convivencia social, política, económica y culturalmente pacifica.

La informalidad trae desorden e inseguridad y debemos aprender a respetar a las autoridades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *