Lun. Abr 6th, 2020

Editorial: UN GOLPE A LA IZQUIERDA: Susana Villarán se mató políticamente, un liderazgo extinto

Lima, 14 de mayo de 2019 

UN GOLPE A LA IZQUIERDA:  Susana Villarán se mató políticamente, un liderazgo extinto

 Lesly Llatas Ramírez. Abogada y directora del Diario Web Entérate Digital.Pe

En anteriores editoriales graficamos a Odebrecht como “una anaconda enorme” que iba enroscando, asfixiando y matando lentamente a sus víctimas de corrupción. Después del escalofriante suicidio del exmandatario Alan García Pérez, el 17 de abril de 2019, día en que el iba a ser detenido por el Poder Judicial, Odebrecht cobró su primera víctima mortal. Alan García Pérez, prefirió el suicidio antes que ir a la cárcel, en el marco de las investigaciones por corrupción, lavado de activos u otros.

La anaconda Odebrecht tiene en su poder a Ollanta Humala y esposa (ex pareja presidencial), a Keiko Fujimori hoy en la cárcel (lideresa del partido político Fuerza Popular) a Pedro Pablo  Kuczynski Godard, exmandatario con mandato de comparecencia restringida por estado de salud, pero gravemente implicado, Lourdes Flores Nano, investigada, Alejandro Toledo exmandatario fugado y la persona que más dinero habría recibido de Odebrecht y a la ex Alcaldesa de Lima, Susana Villarán de la Puente del entonces partido político de izquierda Fuerza Social.

Como lo señalamos en líneas supra después del suicidio de García Pérez estuvimos a la vanguardia de que pudiese haber otros más en razón a las arengas de militantes apristas que consideraron este hecho como un “acto de dignidad”.  Por cierto, incorrecto e inadmisible.

Pero al parecer, hubo un cierto eco en lo dicho, pues la ex alcaldesa Susana Villarán de la Puente identificada con un ala de la izquierda en el Perú, dado que no existe un solo frente de izquierda, por el contrario, divididas por no decir descompuestas como bien lo señaló don Enrique Fernández Chacón “chaparrón” un político de izquierda por más de 58 años, en el programa Entérate con Lesly Tv en su edición 8 de mayo: “las izquierdas están descompuestas por buscar el mal menor”.

Susana Villarán de la Puente hizo una confesión estratégica ante un medio de comunicación Radio Exitosa TV, previo a la audiencia de detención preventiva en su contra y sostuvo “Estoy aquí porque tengo dignidad, es una noche de liberación para mí y ahora lo puedo decir”. La pregunta es ¿Por qué hoy se siente libre de decir su verdad? La estuvieron presionando ¿Quiénes?  O ganaba tiempo para desparecer pruebas, evidencias de las imputaciones que tiene como es el caso de Lavado de Activos, ¿Asociación Ilícita para delinquir? ¿Por qué ahora sí y antes no? ¿Qué se maniobró en todo este tiempo que estuvo callada?

Con una actitud maquiavélica, la ex alcaldesa confesó, pero no a título de haber cometido un delito sino un “error” que OAS y Odebrecht financiaron la campaña del ‘No a Revocatoria, cuando ambas empresas eran contratistas de la Municipalidad de Lima, por lo que el delito de cohecho pasivo está plenamente acreditado, y esto no es un error sino un delito.

La pregunta es ¿En todo este tiempo que permaneció en estado silente era para preparar su auto inculpación? Pues nadie se auto inculpa por dignidad o porque tenga la honradez para hacerlo, más creemos que en todo este tiempo, se ha preparado esa AUTO INCULPACIÓN para encubrir a otras personas ¿Quiénes, ese es punto? ¿Quiénes estarían detrás de la auto inculpación de Villarán? ¿O para borrar o desparecer pruebas o evidencias de sus hechos ilícitos ¿Es una inmolación? Esto es muy extraño, porque la señora acude a un medio de comunicación para confesar su verdad cuando debió ir ante el Ministerio Púbico y admitir lo que se ha hecho en medios. ¿Por qué no lo hizo?

Su con su auto inculpación pretendió seguramente sensibilizar al Juez para no aplicar la detención preventiva, de ser así fue mal asesorada, porque la colaboración eficaz se hace ante el Ministerio Púbico no en los medios de comunicación y previo a ello, hay una aceptación de culpabilidad. Pero en el caso de Villarán ¿Cómo puede decir que acepta una responsabilidad cuando ella dice que cometió un error y no un delito?

Su auto inculpación no solo la coloca como una persona peligrosa para la sociedad peruana en razón a que detrás de esa “verdad” hay cosas que se ocultan y eso podría ser responsabilidad o implicancias de terceros que la Fiscalía tendría que investigar porque se estaría dejando “sueltos en plaza” a personas que tendrían la misma habilidad para delinquir como Villarán y eso es perjuicio ético, social, político y judicial para el Perú.

Su auto inculpación representa un nuevo suicidio, pero político, su credibilidad como tal y el ejercicio de un liderazgo que se tuvo a medias hoy valen CERO y aunque algunos grupos de izquierda no lo quieran admitir, lo cierto es que lo declarado por Susana Villarán es GOLPE A LA IZQUIERDA.

Recuerdo que fue el sector de izquierda que más criticó la corrupción encriptada por Vladimiro Montesinos con el gobierno de Fujimori y la alianza Fuji aprista. ¿Qué tendría que decir la izquierda ahora respecto a Susana Villarán que se alió con la empresa más corrupta de Latinoamérica? ¿Cómo se llama eso hipocresía? ¿Qué tendrían que decir los que un día se auto proclamaron la reserva moral del país? Finalmente, que tendría que decir, ¿el Sr. Gustavo Gorriti de IDL al respecto?

El Perú no merece esto. Merecemos nuevos liderazgos que se construyan sobre la base de respeto y amor a la patria, valores democráticos no como “simples discursos” sino como el eje sobre el cual descanse la gobernabilidad de paz social que anhelamos.

La verdad hoy en día no solo es el fin que se persigue en toda investigación por más sencilla que ésta sea para alcanzar el sentido de la justicia, sino que es un derecho humano y a la vez constitucional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: