Sáb. Mar 28th, 2020

Domingo Garcia Belaúnde al proyecto de sentencia de Carlos Ramos » es una ponencia muy suelta, desalineada, incoherente y con argumentos mañosos»

8 de enero de 2020

Entrevista al jurista Domingo García Belaúnde sobre el proyecto del sentencia del TC respecto a la disolución del Congreso. Realizada por Mg. Lesly LLatas Ramírez, directora del Diario Web Entérate Digital. Pe 

 

PROYECTO DE SENTENCIA TC SOBRE LA DISOLUCIÓN DEL CONGRESO.– Domingo García Belaúnde, sostuvo para  Diario Web Entérate Digital.Pe  que en  principio el  proyecto de sentencia del TC sobre la disolución del Congreso, ponencia presentada por el magistrado Carlos Ramos, le causa «desilusión«. Es una ponencia «muy suelta, desalineada, incoherente»

Quiero señalar que lo que se ha publicado no es la «resolución del TC» sino la ponencia de un magistrado de forma individual que será debatida por el pleno del TC. 

En lo que respecta a la publicidad de esta ponencia, me parece bien para los casos trascendentales no creo que para todos los casos pueda o tenga que funcionar así. Una cosa es secretismo y otra muy distinta es  la reserva. También consideró que la propuestas de que los debates del TC, es decir,   «debate de los propios magistrados respecto a un caso o tema»  tengan que ser publicas, televisadas, sobre el particular, señaló que no es usual y si a esto le sumas que  en nuestro país existe una «política de linchamiento» de modo que,  los  magistrados deberán cuidarse de debatir porque todo estaría grabado.  «Los magistrados no van a poder hablar o debatir libremente,  porque si dice algo  contraproducente, lo van a linchar». 

El jurista  García Belaúnde también criticó el hecho de que una sentencia del TC no tendría porqué ser de 80 páginas a más,  En el Perú se tiene el concepto de que si más escribes, sabe más o tienes  la razón..y eso no es así. En el Derecho comparado, la sentencias del TC son solo de 30 hojas como máximo.  En esta ponencia vemos, 80 páginas de los cuales casi la mitad son antecedentes históricos,  doctrinarios  «que a nadie le interesa».  «El TC no es  maestro ni docente, resuelve conflictos que es distinto». 

En lo que respecta a  la incorporación  de «supuestos extraordinarios»  para entender la denegación de  una cuestión de confianza, que propone  el magistrado Carlos Ramos, punto 191 del proyecto (..) Al respecto, este Tribunal advierte que, si bien es cierto que, en la mayor cantidad de escenarios, la verificación del otorgamiento o denegación de la cuestión de confianza se puede advertir con el acto de la votación en el Congreso de la República, también es importante considerar que existen supuestos extraordinarios en los que es evidente que, por su accionar, el órgano legislativo ha decidido rechazar la confianza planteada. 

Al respecto,  Domingo García Belaunde sostuvo que  «es un argumento mañoso, se lo dictaron de Palacio seguramente»  Eso no existe en la norma, se está  ignorando el reglamento del Congreso. Para el jurista,  el Presidente Vizcarra irrumpió  la agenda del Congreso, el 30 de setiembre 2019, cosa que no debió  hacerse. El Congreso de ese entonces sí aprobó la cuestión de confianza en  horas de la tarde del día 30 de septiembre y paralelo  el Presidente Vizcarra disolvía el Congreso. 

POSICIÓN INTERMEDIA.- 

Respecto a cómo debería ser la decisión del TC sobre la disolución del Congreso,  el Maestro García Belaúnde  señaló que su posición personal es intermedia  y consiste en que se  declare infundado  en el extremo en que se pide nulidad de las elecciones, porque estamos frente a hechos consumados y no se puede  «voltear la hoja»,  ya fue disuelto el Congreso, estamos próximos a elegir a un nuevo congreso que será para el 26 de enero, en otras palabras nos ganó los hechos. 

Por eso considero que sobre este extremo debe ser  infundada la demanda. Pero para el futuro, tenemos que dejar precedentes que  garanticen la salvaguarda de la relaciones de Poder Ejecutivo y  Legislativo, porque el Presidente Vizcarra sí incurrió en una infracción a la Constitución, por ejemplo al firmar el decreto de disolución  «solo él» porque Vicente Zevallos no había juramentado en el cargo. Y es sobre este punto lo que el TC debería dejar que el próximo congreso vea que hacer.

«Yo dudo mucho que al paso que vamos, este Tribunal pueda con sus sentencias o interpretaciones salvaguardar  la institucionalidad de los principios rectores de un Estado de Derecho». 

REFORMA CONSTITUCIONAL PUNTUAL.- 

Sí consideraría pero con calma, poder establecer alguna reforma constitucional  puntual en lo  que respecta a las relaciones  Ejecutivo y Legislativo pero el problema  es sí este Congreso que se va a elegirse estaría en la capacidad de hacerlo uno  por el tiempo y otro factor es ¿quiénes van ir al Congreso? he estado escuchando a algunos candidatos y en su mayoría son nuevos . 

ACCEDA A LA ENTREVISTA COMPLETA 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: