Alfredo Torres: “la población quiere que este nuevo Parlamento no sea obstaculizador”

17 de enero de 2020

En una entrevista realizada por  el Diario Gestión, a Alfredo Torres, Presidente Ejecutivo de Ipsos Perú, se abordaron temas relacionados a las próximas elecciones parlamentarias 2020, contexto en el cual se analizó la situación de los partidos  y las expectativas políticas para este año.

Alfredo Torres, señaló que la población ya “se cansó del Congreso”, y advierte que no quiere que este nuevo Parlamento sea obstaculizador y más bien aguarda que el Ejecutivo y el Congreso cooperen entre sí para el desarrollo nacional.

¿La población no espera mucho del nuevo Congreso?

Lo que puede ocurrir en el próximo Congreso es que simplemente con ser menos confrontacional sea bien visto por la población. Tampoco es que tenga ilusión de que pueda hacer grandes reformas.

¿Qué enfoque deben tener el Congreso y el Ejecutivo?

El de un gobierno de transición. Es decir, si se concentran en hacer las reformas pendientes en el campo político y judicial podrían ser bien evaluados por la ciudadanía.

De acuerdo a las últimas encuestas, ¿se va a tener un Parlamento con varias bancadas?

Hasta el momento se ve que será un Legislativo fraccionado. No habrá una mayoría absoluta de ningún partido. Está claro que Fuerza Popular y Acción Popular van a tener una presencia, pero no sabemos si Acción Popular será opositor o más bien colaborador. No está claro eso.

¿Y los otros?

Luego están el Partido Morado y Alianza para el Progreso que probablemente van a alcanzar una cierta representación y que no necesariamente van a ser de oposición. El resto de partidos que ingrese van a tener menos representantes, así es que no son relevantes.

¿Cuáles son las razones que moverán el voto del elector?

Lamentablemente, la mayor parte de los electores están alejados de la política, por tanto, están muy desinformados y como consecuencia van a decidir su voto al final.

¿Y qué influirá en ese voto?

La marca del partido con la simpatía personal. Si la gente no identifica el símbolo, el nombre del partido, aunque tenga simpatía por un candidato, no lo va a ubicar. Eso limita un poco el espectro a los siete u ocho partidos más conocidos.

¿Y el voto preferencial?

Algunos electores hacen uso del voto preferencial y allí sí los nombres más conocidos son los que tienen ventaja. Es más difícil para la gente poco conocida lograr conseguir muchos votos en una campaña tan corta y con pocos recursos.

¿En estas elecciones procederá el antivoto como en las presidenciales?

No. Porque el antivoto suele ser importante en una segunda vuelta. Algunos partidos están tratando de usar el miedo. Creo que va a tener un efecto limitado. No creo que logre persuadir a mucha gente de que voten por ellos como antivoto a Martín Vizcarra o a la izquierda.

¿Cuál es la fórmula que deben tener para llegar al electorado?

Es difícil con un electorado al que no le interesa la política hablar de programas. En todo caso, creo que es muy importante transmitir la imagen de que es un equipo íntegro y con visión de futuro, de renovación de la política porque la gente está harta de lo que se ha vivido con todos estos políticos que hemos visto caer en la corrupción. Incluidos varios expresidentes.

¿Cuál deberá ser el mensaje?

El mensaje del cambio, la renovación, vinculado a la honestidad e integridad pueden ser importantes.

¿Vizcarra debería hacer ahora algún cambio en el Gabinete?

No. Yo pensaría, en todo caso, que después de las elecciones podría ser un momento para repensar el Gabinete, e incluir algunas figuras políticas que no hayan sido elegidas (en las elecciones de enero) y que hayan transmitido una imagen de profesionalismo y de un enfoque técnico y político, que es la combinación ideal para un ministro.

¿En qué carteras debería haber cambios?

No me atrevería a plantear algunas carteras en este momento. Lo que siento es que en general el Gabinete requiere de ministros que sean mejores comunicadores de su trabajo, que sepan escuchar a la población y reaccionar rápidamente y transmitir eficacia en la resolución de los problemas. El presidente Martín Vizcarra se encuentra sin bancada. Deberá tener un buen un articulador político en el Congreso.

¿Quién debería cumplir ese papel?

Si el presidente Vizcarra no va a ir por el camino de la confrontación, que tendría poco respaldo, probablemente tendría que buscar un entendimiento. Creo que está esperando los resultados electorales. Depende cómo le vaya a Acción Popular, al Partido Morado, para ver con quiénes buscará un entendimiento. Anteriormente el papel de articulador lo cumplía el entonces jefe de Gabinete, César Villanueva.

¿Ahora debe hacerlo Zeballos?

Allí es donde el cambio de jefe de Gabinete sí va a ser necesario, después de las elecciones.

¿Por qué?

Porque Zeballos es una persona que sí está muy desgastada y con muy poca capacidad de convocatoria política. Entonces se va a requerir a alguien como Salvador del Solar, ya no será él, pero alguien de ese perfil que pueda servir de puente.

FUENTE

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *